El Cenacle es una de las obras maestras del arte renacentista italiana y una de las atracciones más famosas del mundo. La pintura, símbolo de Milán, se conserva en el complejo Santa Maria delle Grazie en el corazón de la ciudad. Un guía le acompañará a su descubrimiento, ilustrando la historia, la técnica y las curiosidades de la obra. El billete también le permite aprovechar, durante 48 horas, los autobuses rojos de dos pisos de City Sightseeing Milan.